Hace unos días hice una sesión de preguntas y respuestas en mis historias de Instagram. Alguien me hizo la pregunta “¿puedo escuchar música no cristiana?” y pensé que sería un buen tema para profundizar un poco más.

Todos nos apasionamos por la música. Apenas estoy aprendiendo de la cultura Guatemalteca, y obviamente muchos me han recomendado artistas como Ricardo Arjona. Algunos creyentes sienten la libertad para escuchar compositores como él. Otros creen que debería prohibirse al cristiano escuchar cualquier música considerada no cristiana. La mayoría de los cristianos están algo perdidos en este tema, y no sabrían cómo responder a esta pregunta.

Cuida tu mente

Primero que nada, no nos podemos dar el lujo de que cualquier cosa entre a nuestra mente. En algunos pasajes en el Nuevo Testamento somos llamados a ser sobrios y cuidar nuestra mente (1 Pe. 1:13, 5:8-9, ). En otros pasajes, somos llamados a pensar diferente al mundo (Rom. 12:2, Ef. 4:17-24).

Pablo, en 2 Corintios, nos llama a poner “todo pensamiento en cautiverio a la obediencia de Cristo” (2 Cor. 10:5). Como cristianos, debemos vigilar y asegurarnos de que no estamos llenando nuestra mente con cosas que van en contra del carácter de Dios.

En particular, un cristiano debe evaluar las letras de las canciones que está escuchando. Cuando expresan una plena celebración del pecado, el sexo, y la violencia, el cristiano debe tener sabiduría para identificar el impacto que puede llegar a tener esas letras sobre su mente y si fuese necesario apartarnos de ellas. Somos llamados a huir de la inmoralidad, en particular de la sexual (1 Cor. 6:18).

Un cristiano debe evaluar las letras de las canciones que está escuchando.

Podemos poner a prueba la música que escuchamos con Filipenses 4:8: “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo honorable, si hay alguna virtud o algo que merece elogio, en esto mediten”.

¿Es la música que escuchas verdadera? ¿Digna? ¿Justa? ¿Pura? ¿Amable? ¿Honorable? En este sentido, podemos escuchar y disfrutar libremente de cualquier música. Para muchos esto será un tema de consciencia, evaluando su propia madurez espiritual y evaluando las razones de por qué quiere escuchar. Pueden haber razones para escuchar música que menciona cosas pecaminosas, como para entender la cultura popular, observar el comportamiento humano. Pero, en general, el cristiano debe tener cuidado con lo que entra a su mente.

¿Puede la música ser cristiana o no?

Pero esto nos lleva a una pregunta más técnica. ¿Es posible que la música sea o no cristiana?

Primero, tenemos que reconocer que la Biblia nunca aprueba ni prohíbe un cierto estilo de música. De hecho, los Salmos están llenos de diferentes instrumentos que son usados para honrar a Dios (Sal. 150). No podemos decir entonces que cierto estilo de música (rap, hip-hop, rock, pop, clásica) sea más cristiano que otros. Claro, hay cosas que a veces la cultura de esos estilos promueven que no le agradan a Dios, pero eso no hace al estilo de música en sí pecaminoso.

A menudo, en nuestro afán de no caer en pecado, terminamos siendo como los fariseos, prohibiendo cosas que la Biblia no prohibe porque pensamos que nos podrían llevar al pecado. Ponemos líneas más estrictas que la Biblia. Esto puede ser sabio para tu vida, pero no debe ser ley para todos.

Segundo, a veces nuestra concepto de música cristiana suele ser mucho más animista que cristiano. El animismo promueve la idea de que cosas inánimes pueden tener vida o influencia. Hablamos de los instrumentos o los estilos de música como si ellos puedan cobrar vida, tomar control de nuestros pensamientos, y hacernos pecar.

A veces nuestra concepto de música cristiana suele ser mucho más animista que cristiano.

Una guitarra, una batería, o cualquier otro instrumento musical, es una simple herramienta. Puede ser usada para honrar a Cristo o para nuestra propia gloria.

Esto me lleva al último punto.

¿Quién la está creando/escuchando y por qué?

Primero, las personas no cristianas sí son capaces de crear cosas buenas. Esto no es necesariamente porque están preocupados con revelar la verdad, sino porque son hechos a imagen y semejanza de Dios. No lo hacen para honrar a Dios, pero eso no significa que no se debe reconocer como una creación preciosa.

Esta idea es cierta en otros ámbitos también, no solo la música. Gente no cristiana puede construir grandes edificios impresionantes, desarrollar buenos sistemas de logística, y establecer excelentes normas educativas. De hecho, en nuestro diario vivir, todos disfrutamos muchas cosas que son creación de no cristianos. Vamos a restaurantes, manejamos en carros… seguro que estás leyendo este artículo en una computadora o dispositivo que puede haber sido creado por un incrédulo.

Si algún no creyente crea algo, eso no significa que los que somos cristianos deberíamos rechazar su obra. Al contrario, donde hay buena creación, los cristianos pueden reconocerla. Sabemos que la razón detrás de ella es nuestra hechura a imagen de Dios (Gen. 1:26).

Donde hay buena creación, los cristianos pueden reconocerla.

Calvino dijo “Cuando nos encontramos con escritores seculares dotados, deberíamos dejar que esa luz admirable de verdad brillando en ellos nos enseñe que la mente del hombre, aunque caída y perversa, esta vestida y adornada con los dones excelentes de Dios.”

En cuanto a los cristianos, en toda la Biblia, Dios está más preocupado por el corazón de la persona que por lo que sucede por fuera. Esto es importante para evaluar, tanto al que está escuchando música como al que está creando y ejecutando la música.

Es posible que estés cantando, tocando, o escuchando música cristiana de una forma pecaminosa, para tu propia gloria y no para la de Dios.

Es posible escuchar música cristiana por las razones equivocadas. Puedes pensar que eres más santo que otros por escuchar tal música. O, la escuchas para sentirte bien con Dios, como si fuese un amuleto para mejorar tu intimidad con Él.

Conclusión

Cuando simplemente etiquetamos algo como cristiano, dejamos de evaluar nuestro corazón al respecto y nos justificamos porque “es cristiano”.

Hay otras preguntas más útiles que deberíamos hacer más allá de si la música que escuchamos o tocamos se considera cristiana. ¿Por qué la quieres escuchar? ¿Qué te hace sentir? ¿De qué se trata la letra? ¿Qué dice la música acerca del ser humano? ¿Qué dice acerca de Dios? ¿Por qué se creó esa música? ¿Qué quiere dar a entender el artista?

Al contestar estas preguntas, puede ser que nos encontramos con mucha música que no nombra a Cristo, pero que sí comunica verdades profundas y preciosas acerca de Dios y de nuestra existencia.

11 Comments

  1. Rodney julio 25, 2018 at 3:41 pm

    ¡Completamente de acuerdo! Debemos cuidar lo que entra en nuestra mente y segundo debemos evaluar nuestras intenciones.

    Reply
  2. Perla María del Socorro julio 30, 2018 at 3:51 am

    Hola hnos .. Bendiciones . Estoy de acuerdo con que debemos cuidar lo que entra en nuestra mente con lo que sale de nuestra boca .recordemos que las.palabras tienen poder y no olvidemos que Dios nos.Dice .. todo lo que respira alabe a Dios y no al.hombre o a otras cosas 😘

    Reply
  3. Estuardo Coronado agosto 1, 2018 at 5:20 pm

    Creo que hizo énfasis en muchos puntos clave, los cuales a su vez hacen pensar en cada una de las canciones que escuchamos. Me encanto lo que dijo a cerca de las creaciones por gente que no es cristiana, me impactó, ya que muchas veces entramos en tal religiosidad que pensamos que lo malo es la persona, pero nuestra lucha no es contra sangre ni carne, sino contra potestades y principados de las tinieblas. Bendiciones. Excelente artículo.

    Reply
    1. Justin Burkholder agosto 2, 2018 at 1:18 pm

      Y eso de las creaciones por gente que no es cristiana es un tema muy profundo ya que todos nosotros usamos cosas creadas por no cristianos todos los días. Comemos en sus restaurantes, andamos en sus carros…pero no llamamos a esas cosas “mundanas”.

      Reply
  4. Juan Diego Alvarez agosto 1, 2018 at 9:44 pm

    Definitivamente debía ser cautelosos con lo que escuchamos a diario no solo la música desde una simple conversación ya es motivo para no agradar a Dios y nunca había pensado que escuchar música incluso cristiana fuera motivo para mi propia gloria!! En resumen debemos dejar el legalizamos y vestirnos las de verdad que es Jesús y como verdad nuestro único filtro para mantener la mente en el lugar correcto!

    Reply
    1. Justin Burkholder agosto 2, 2018 at 1:17 pm

      Así es! Tan difícil evaluar nuestro corazón. Que bueno que tenemos al Espíritu Santo y la Palabra de Dios que nos ayuda exponerlo.

      Reply
  5. Hugo Serafín agosto 2, 2018 at 7:10 pm

    Muy buenos los puntos, y yo anexaría algo: qué hacemos cúando alguien juzga el tipo de música que escuchamos sólo porque no tiene letra cristiana? Deberíamos recordar que no existe música cristiana, sólo letra que alaba a nuestro Padre o que da la gloria al hombre, bendiciones.

    Reply
    1. Justin Burkholder agosto 3, 2018 at 11:49 am

      ¡Buen punto!

      Reply
  6. Alejandro Gavilan agosto 3, 2018 at 2:45 pm

    Exelente enseñansa….es justo lo que nesecitaba tener en claro..y a traves de este articulo tube luz..gracias muchas gracias

    Reply
  7. Luis Carlos Florez agosto 3, 2018 at 11:07 pm

    Me gustó esta parte:

    A menudo, en nuestro afán de no caer en pecado, terminamos siendo como los fariseos, prohibiendo cosas que la Biblia no prohibe porque pensamos que nos podrían llevar al pecado. Ponemos líneas más estrictas que la Biblia. Esto puede ser sabio para tu vida, pero no debe ser ley para todos.

    Reply
  8. Pablo Mazariegos agosto 9, 2018 at 5:03 am

    Me he tomado el tiempo para leer y quiero decirles qué bajo ninguna circunstancia estoy de acuerdo con los argumentos, la palabra del SEÑOR Dios todo poderoso dice qué su palabra nos llevaría a toda verdad; por lo cual no se trata de qué si estoy o no luchando con el pecado sexual para dejar de escuchar música del mundo; Dios es santo, Santo, Santo y nos demanda qué vivamos para él, Todo cómo qué debo elegir entre cantantes cristianos y no cristianos sean firmes y directos en sus publicaciones por qué dejan un espacio de duda y algunos son ambiguos; Dios lo quiere todo de nosotros no sólo un parte así qué mi opinión es qué un auténtico Cristiano nacido de nuevo y qué ama a Dios no va prestarse a escuchar música mundana.
    la música se hizo toda para adorar a Dios; y no me vengan con el cuento qué todo lo qué usamos es hecho por personas mundanas y qué no deberiamos usarlos entonces por qué eso son otros 20 pesos; la Biblia dice categóricamente qué él qué es amigo del mundo se constituye enemigo de Dios y Dios no puede ser burlado, al pan pan y al vino vino, no le voy a cambiar nombre al pecado ni voy a negociar con él.

    Y si no quieren hacer pública mi opinión no me importa yo sé sé donde estoy parado y mi esperanza y confianza está puesta en el Dios de mi salvación.

    Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *