En la plantación de iglesias tenemos que entender que cada miembro del equipo plantador siempre viene al equipo con una idea de qué es el evangelio, la iglesia, y la misión. En muchos casos, sus entendimientos carecen de profundidad y enfoque.

Por eso es importante la capacitación del equipo. En este entrenamiento es necesario enfocarnos en cosas puntuales para que el equipo sea eficaz. Estas son tres cosas que todo equipo plantador debería entender:

1. Un equipo plantador eficaz entiende el evangelio

Suena obvio, pero no podemos asumir el evangelio. En muchos casos, queremos pasar tiempo hablando de cosas prácticas con el equipo sobre cómo evangelizar o cómo podemos servir a la comunidad donde estaremos plantando. Pero mientras estas cosas son importantes, y llegaremos a ellas, tenemos que empezar con el evangelio.

En particular en América Latina, si las nuevas iglesias que plantamos no tienen claridad del evangelio, simplemente causaremos más confusión en las personas.

Si las nuevas iglesias que plantamos no tienen claridad del evangelio, simplemente causaremos más confusión en las personas.

Esto implica que debemos entender el principio básico de que no podemos ganarnos el amor de Dios. La salvación es por gracia, no por obras. Algunos buenos libros que se pueden usar para enseñar y aprender sobre esto son Una Vida Centrada en el Evangelio y Dios Pródigo.

2. Un equipo plantador eficaz entiende la iglesia

En la plantación de iglesias solemos caer en la trampa de simplemente plantar servicios dominicales y no iglesias en verdad. En muchos casos, hemos reducido lo que es la iglesia a un culto donde hay predicación y música. Si nuestro equipo plantador cree que eso es la iglesia, toda su labor irá en función a eso.

Sin embargo, ser la iglesia es mucho más que ordenar sillas, abrir puertas, tocar en el grupo de alabanza, o predicar. La iglesia es el pueblo visible del reino de Dios en la tierra. Ellos son la representación visible del cuerpo de Cristo. Esto significa que, donde sea que ellos van, son la iglesia. Adicional a eso, la forma en que ellos se tratan los unos a los otros, resuelven conflictos, se perdonan, y se edifican, refleja lo que ellos creen y lo que son.

La iglesia es más que un servicio dominical; es una familia reunida e informada por el evangelio de Jesucristo. Ellos testifican la verdad del evangelio con su mera existencia. Si no entendemos esto, terminaremos reduciendo a la iglesia a menos de lo que es.

La iglesia es más que un servicio dominical; es una familia reunida e informada por el evangelio de Jesucristo.

3. Un equipo plantador eficaz entiende la misión.

Cuando un equipo entiende bien qué es el evangelio y qué es la iglesia, eso resulta en una claridad misional. La misión de la iglesia no es ejecutar un servicio; la misión es hacer discípulos de Jesús. Si lo único que queremos hacer es establecer otro punto de predicación, no estamos cumpliendo con nuestra misión.
Cuando enviamos a un equipo a plantar una nueva iglesia, su tarea principal es hablar las Buenas Noticias con personas, orando que Dios haga la comunicación del evangelio eficaz produciendo nueva vida en ellas. Desde allí nuestra tarea es enseñarlas en obediencia para que se conformen más y más a Cristo.

Es aquí donde, una vez más, la claridad del evangelio es tan importante. Si el equipo no tiene claro el evangelio, ¿qué compartirán? ¿A qué invitaremos a las personas a seguir?

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *